Llegada de los menores del programa a Zafra / cedida

Zafra es una de las localidades que acoge a menores saharauis del programa Vacaciones en Paz

El pasado lunes 25 de julio llegaban a la comunidad donde pasarán el verano hasta principios de septiembre

Ana Magro
ANA MAGRO

El grupo de 78 menores saharauis que participa este año en el programa 'Vacaciones en Paz' llegaba el pasado lunes 25 de julio, al aeropuerto de Sevilla. Una vez allí, los niños y niñas viajaron en autobús hasta Extremadura para reunirse con sus familias de acogida en diferentes localidades de las provincias de Cáceres y Badajoz, entre ellos Zafra.

El programa se ha retomado después de estar en suspenso durante dos años a causa de la situación sanitaria marcada por el covid-19.

Las familias de acogida extremeñas esperaban con ilusión a los pequeños, y a la llegada de los autobuses al recinto ferial de Zafra se pudieron sentir estas muestras de alegría y emoción, tanto por parte delos niños como de sus familias de acogida.

Casi 20 menores pasarán el verano en nuestra comarca, algunos de ellos en Zafra, donde permanecerán hasta principios de septiembre.

Irene La Orden, presidenta de la asociación Acción Sahara Zafra, ha informado que casi todos los niños que participan este año en el programa vienen por primera vez, así como también hay nuevas familias de acogida.

Por su parte, Cristina Ovejero, presidenta de la Federación de Amigos del Pueblo Saharaui, destacó en Zafra la emoción que sentían por el hecho de poder retomar este programa para el pueblo saharaui, «confiamos en que este programa va a ser una mejora para las condiciones de los menores que van a vivir en Extremadura durante este tiempo», indicó a la llegada de los autobuses a la localidad.

Objetivos del programa

'Vacaciones en Paz' es un programa de acogida temporal de niños y niñas, de entre 8 y 12 años procedentes de los campamentos de personas refugiadas saharauis en Tindouf (Argelia), por parte de familias españolas durante los dos meses de verano.

Este es ya un programa asentado en la región, pues hace más de 20 años que se desarrolla en Extremadura. Entre sus objetivos se encuentra mejorar las carencias nutricionales de estos menores, así como sus condiciones sanitarias a través de revisiones médicas durante el verano para detectar posibles problemas de salud. Este programa también les posibilita aprender el idioma español, así como realizar un intercambio cultural con sus familias de acogida y su entorno.

Por último, es una acción que busca informar y sensibilizar a los ciudadanos extremeños sobre la situación del pueblo saharaui, ayudando así a generar una conciencia solidaria. De esta forma, los niños y niñas disfrutan de unos meses de verano que son mucho más que vacaciones.

Este es un programa de Educación para el Desarrollo, llevado a cabo por Fedesaex (Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura) con la Delegación Sáhara Extremadura y el Ministerio de Juventud y Deporte de la RASD; con la financiación de AEXCID y las Diputaciones de Cáceres y Badajoz.