El PP de Zafra denuncia que el Centro de Servicios al Transporte permanece cerrado

Imagen del exterior de la instalación /i.c
Imagen del exterior de la instalación / i.c

La obra supuso 455.565€ de inversión en una parcela cedida por el Ayuntamiento

Redacción HOY Zafra
REDACCIÓN HOY ZAFRA

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Zafra denuncia que la legislatura está apunto de terminar y el Centro de Servicios al Transporte de la ciudad permanece cerrado y sin funcionar.

El PP opina, en nota de prensa, que este servicio fue posible ejecutar gracias a las gestiones realizadas por el anterior equipo de gobierno el Partido Popular con el ejecutivo de Jose Antonio Monago.

El Grupo Municipal Popular de Zafra considera que el caso del Centro de Servicios al Transporte es «un ejemplo de la falta de interés del Gobierno socialista de la Junta de Extremadura por invertir en nuestra ciudad y de la inacción del alcalde, José Carlos Contreras, en exigir las medidas necesarias para su puesta en funcionamiento».

La obra supuso 455.565€ de inversión en una parcela cedida por el Ayuntamiento, de 5.600 metros cuadrados y que tiene habilitadas 19 plazas para vehículos pesados y una serie de servicios complementarios necesarios como vestuarios, oficinas o bar-restaurante, pero que permanece cerrado desde su conclusión, en octubre de 2015.

Los populares creen que Zafra tiene una posición estratégica dentro del mapa empresarial y de comunicaciones de Extremadura y que, por ello, registra un importante tráfico de vehículos dedicados al transporte de mercancías, que podrían tener su lugar de referencia en este centro que «el PSOE local parece no estar dispuesto a poner en marcha».

Matizan que han sido numerosas las ocasiones en las que el Grupo Municipal Popular ha solicitado al alcalde la puesta en funcionamiento de este servicio, recibiendo «siempre excusas».

Recuerdan al PSOE que todos los centros de servicio al transporte de la región están funcionando menos éste, y que muchos transportistas se ven obligados a hacer unos cuantos kilómetros más, pasando de largo por Zafra, para poder dejar su vehículo cargado de mercancías en un centro vigilado y no en medio de una calle desierta de un polígono.