Los votos de Puigdemont en Zafra eran de Rivera

Puede consulta el acta completa más abajo. /HOY
Puede consulta el acta completa más abajo. / HOY

Un error en el volcado de datos de una mesa de electoral de Zafra adjudicó a Junts los 88 votos de Ciudadanos

J. LÓPEZ-LAGO

Los votos de Zafra que fueron a parar a Puigdemont en realidad eran para Albert Rivera, o concretamente para Luis Garicano, que era el cabeza de lista de Ciudadanos en las elecciones europeas.

Un error en el trasvase de datos entre el colegio electoral y la empresa encargada de la difusión de los resultados del 26 de mayo provocó que Junts (Lliures per Europa), el partido de Carles Puigdemont, contara 88 votos en una misma mesa electoral en Zafra, la situada en el colegio público Germán Cid. Este dato, reflejado en la documentación que difundía el Ministerio del Interior, resultaba sorprendente. En total, Zafra, al sur de Extremadura, había contado 95 de los 310 votos que Junts había cosechado en toda Extremadura. Ni el alcalde ni la oposición se explicaban ayer semejante comportamiento electoral en este pueblo de 16.770 habitantes.

La planilla del acta de escrutinio sitúa al lado a Junts y a Ciudadanos

Tras contactar con un apoderado de Izquierda Unida que el pasado domingo revisó ese acta, el error ha quedado al descubierto. Y es que el orden de los partidos de la planilla del acta de escrutinio sitúa al lado a Junts y a Ciudadanos. El documento rellenado a bolígrafo del que este diario ha conseguido copia refleja que es Ciudadanos y no Junts el que ha conseguido estos 88 votos, por lo que el partido de Puigdemonto solo ha conseguido siete votos en Zafra a través de otras mesas y no 95.

Según han explicado fuentes de la Delegación del Gobierno, hoy empiezan a reunirse las juntas electorales, que con su recuento proclamarán los resultados definitivos a lo largo de la semana y tras atender las reclamaciones que se produzcan.

Los datos que se conocen hasta ahora se denominan escrutinio provisional porque no es más que el producto del trabajo de la empresa que contrata el Gobierno (en este caso una UTE) para la difusión de los resultados. En el volcado desde las actas oficiales rellenadas a mano por los miembros de cada mesa pudo haber ocurrido el fallo, señalan desde la Delegación del Gobierno.

Noticias relacionadas