Convivencia final

Tres centros de Zafra estuvieron presentes en los Juegos Extremeños del Deporte Especial

Deportistas de los JEDES juntos con sus monitores en una entrevista en el emisora municipal de Zafra /A. Magro
Deportistas de los JEDES juntos con sus monitores en una entrevista en el emisora municipal de Zafra / A. Magro

Todos ellos consiguieron medallas en diferentes categorías, pero lo más importante para ellos es la experiencia y la convivencia entre todos los participantes

Ana Magro
ANA MAGRO

Tres centros de Zafra: la entidad deportiva de Down Zafra 'Nerea Laso', la asociación deportiva 'El Bellotín' de Plena Inclusión y la asociación deportiva 'El Tomillín' del Centro de Educación Especial Antonio Tomillo, han participado en los Juegos Extremeños del Deporte Especial que se desarrollaron desde el pasado mes de octubre y que celebraron su convivencia final desde el martes 7 de mayo al viernes 10 de mayo.

En torno a 50 alumnos del Centro de Educación Especial Antonio Tomillo han participado en estos juegos, aunque en la convivencia final estuvieron presentes 11 deportistas compitiendo en fútbol sala, atletismo, pádel, tenis de mesa y otras actividades paralelas.

De Down Zafra 'Nerea Laso' también se desplazó a la convivencia final de JEDES 11 deportistas para participar en las especialidades de gimnasia rítmica y natación. También recibieron la visita de otros usuarios de la asociación acompañados por su familia.

De Plena Inclusión, con su 'El Bellotín', se presentó con 28 deportistas que compitieron en diferentes categorías de futbolín, tracción de cuerda, fútbol sala, atletismo y natación, uy una vez más esta asociación logró pleno en todas las finales a las que llegaron.

José Luis Suárez, director del Antonio Tomillo, Ana García Maqueda, monitora deportiva de Down Zafra y Pedro Guerrero, monitor deportivo de Plena Inclusión y presidente de la Federación Extremeña de Deporte para discapacidad intelectual han coincidido en destacar «la ilusión» que muestran los deportistas que tienen la suerte participar en esta convivencia, ya que todos no pueden participar, «es la recompensa final a todo el trabajo realizado durante el curso», aseguran, y es que, además de las clasificaciones, se valoran otros aspectos como el comportamiento, la implicación y el sacrificio de estos deportistas.

Los deportistas, por su parte, se han mostrado encantados con esta experiencia, y han agradecido enormemente el trabajo de sus monitores.