Los socios del gran matadero de ibérico quieren Zafra por los problemas en Alconera

Los socios del gran matadero de ibérico quieren Zafra por los problemas en Alconera
hoy

Las siete sociedades impulsoras de la industria del ibérico apurarán hasta la próxima semana para decidir oficialmente el enclave elegido

CELESTINO J. VINAGRE

Los promotores del gran matadero de ibérico planteado en Extremadura siguen deshojando la margarita casi un año después de que constituyeran formalmente la empresa que lo impulsa. Todavía no han iniciado la tramitación administrativa porque no han decidido dónde se construirá. Solo se sabe que irá en la comarca de Zafra. Primero surgió la dehesa boyal de la localidad zafrense como gran candidata aunque en los últimos meses la opción de levantarse en Alconera tomó ventaja. Ahora, la realidad es que se vuelve al punto de salida –Zafra– por las trabas sobre sanidad animal que existirían si se quisieran instalar en Alconera.

El 16 de abril de 2018 HOY adelantó que seis empresas (ahora son siete), habían creado la sociedad Complejo del Ibérico de Extremadura (Cibex). Es la promotora del gran matadero de ibérico. Una instalación que, en sus inicios, sería capaz de sacrificar 312.000 cochinos al año, con un máximo de 468.000 más adelante. Además se generarían más de cien puestos de trabajos directos. Diez meses más tarde, Cibex no ha concretado dónde irá la instalación, que acarrea una inversión aproximada 16 millones de euros.

«La semana que viene se celebrará un consejo de administración y ahí se despejará la duda. Tenemos claro que la opción de Alconera, en cuanto a costes generales, es mejor que la de Zafra pero en cambio la de Zafra ofrece certezas jurídicas sobre que no se incumplirían la ley en cuanto a distancia a explotaciones de porcino», indicó ayer Francisco Espárrago, presidente de Cibex y, a su vez, de Señorío de Montanera.

Señorío, Ibercom, Grupo Montesano, Estirpe Negra (Argal), Industrias Cárnicas Villar, Grupo Alejandro Miguel y Grupo Campofrío se han unido para poner en marcha el gran matadero, una iniciativa privada aunque posiblemente contaría con la participación como nuevo socio de la empresa pública Avante.

«No está siendo nada fácil determinar la ubicación», reiteró Espárrago a este diario tras preguntar por el tiempo transcurrido desde que se anunció la instalación y el hecho de que aún Cibex no haya iniciado el proceso administrativo.

«La Junta de Extremadura se está volcando en el tema, está ofreciendo toda su cobertura de asesoramiento sobre cuestiones urbanísticas y sanitarias. Hay una colaboración total desde hace meses. También se están involucrando los ayuntamientos de Zafra y Alconera», aclara Espárrago. Las administraciones han trasladado que la resolución administrativa del proyecto será rápida una vez que se registre.

Los promotores tienen claro que necesitan una parcela de al menos 50.000 metros cuadrados, con una edificación aproximada oscilará entre 13.000 y 15.000 m2 mientras la superficie a urbanizar alcanza los 20.000 m2. Se necesita igualmente gas natural para un consumo aproximado de 7.000 kilovatios; 750 metros cúbicos garantizados de agua al día y una depuradora para 750 metros cúbicos/día de vertidos.

Las parcelas de Zafra y Alconera, ambas de titularidad municipal, cumplen con esos requisitos. «Pero tenemos que echar cálculos y saber los costes finales en cada caso pero es fundamental tener la certeza jurídica de que el terreno elegido cumple con toda la normativa para poder construir ahí el matadero. Ahora tenemos clara esa situación y hay que decidir», incidió ayer el presidente de Cibex.

La dehesa boyal de Zafra ocupa 250 hectáreas. El Ayuntamiento zafrense se la compró en 1999 a Sepes (ahora Entidad Pública Empresarial de Suelo) para convertirlo en un polígono agroganadero con vistas a las instalaciones de industrias del sector agrario. No se ha llegado a desarrollar ese terreno rústico. La zona donde puede ir el matadero se encuentra a dos kilómetros de la carretera autonómica EX-101. Algo idéntico ocurre con el polígono Dehesa del Avellano, en Alconera. Se trata de 20 hectáreas (ampliables) de suelo industrial pegadas a esa vía autonómica pero también sin urbanizar y sin empresas instaladas allí.

A principios del otoño pasado, las empresas que promueven el gran matadero de ibérico señalaron que los trabajos de construcción de la fábrica podrían iniciarse en el primer trimestre de este año, o a más tardar, en el primer semestre. Entonces se daba por hecho que en Alconera, el sitio preferido en ese momento, no iba a haber grandes dificultades.

Al no haber registrado Cibex aún su proyecto en la ventanilla de la Administración las previsiones más prudentes dicen que los trabajos difícilmente arrancarán antes de junio. Durarían doce meses, por lo que el matadero estaría funcionando en 2020 de cumplirse los plazos.

Un ganadero pide medio millón de euros por darse de baja

El obstáculo que ofrece el suelo industrial de Alconera como ubicación del matadero de ibérico tiene que ver con las explotaciones porcinas en su entorno. La legislación en sanidad animal es contundente. Debe haber una distancia mínima entre un matadero de porcino y cualquier parcela con ese ganado. Eso no se cumple en Alconera. Desde hace meses, para poder cumplir con la distancia sanitaria, la opción pasa porque los socios del matadero lleguen a un acuerdo económico con los titulares de las explotaciones. Así, estos accederían darlas de baja y se acabaría el obstáculo. Con uno de ellos se ha llegado a un preacuerdo. Con otro está siendo imposible. «Nos piden medio millón de euros para solucionarlo. Es desorbitante, un abuso», enfatiza a HOY uno de los impulsores del matadero. En Zafra no existe problema alguno de distancia en la dehesa boyal.