Semana Santa 2019

El Resucitado pone fin a la primera Semana Santa con el distintivo de Fiesta de Interés Turístico Regional

Procesión del Santísimo Cristo de los Afligidos a su paso por la Plaza del Pilar Redondo /A. Magro
Procesión del Santísimo Cristo de los Afligidos a su paso por la Plaza del Pilar Redondo / A. Magro

Termina una Semana Santa marcada por el tiempo inestable y la lluvia, que impidió que algunas de las cofradías y hermandades hicieran su estación de penitencia

Ana Magro
ANA MAGRO

Zafra ha celebrado por primera vez en 2019 su Semana Santa con el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Regional, concedido por la Junta de Extremadura en 2018. Este distintivo pone en valor, además de la belleza de su puesta en escena en el marco del Casco Histórico de Zafra, la importancia artística de sus pasos procesionales y la implicación de la ciudadanía en general.

Sin embargo este año la lluvia, que comenzaba a caer justo poco antes de la hora en la que las cofradías y hermandades tenían programada su salida, ha impedido, sobre todo a partir del Miércoles Santo, la salida de algunas de ellas. Una difícil y dura decisión que corresponde a las Juntas de Gobierno de las hermandades que, con tristeza y muchas veces con lágrimas en los ojos, ven quedarse en el templo las imágenes ya preparadas para su salida.

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Sí que ha podido recorrer las calles en todo su esplendor este Domingo de Resurrección la procesión Santísimo Cristo de los Afligidos (El Resucitado). Eran casi las 13.00 horas cuando hacía su salida desde la Parroquia de La Candelaria. En la salida, y por todas las calles la procesión ha estado muy acompañada de público, hasta las 15.00 horas, que se recogía de nuevo en La Candelaria clausurando una Semana Santa con tiempo inestable.

La primera cofradía que procesionó el pasado domingo marcando el inicio de la Semana de Pasión fue la de Jesús Orando en el Huerto, del Corazón Doloroso de María y Entrada Triunfal en Jerusalén, que inauguraba el Domingo de Ramos la Semana Santa de Zafra con La Borriquita, acompañada por un buen número de niños de hebrero, autoridades y las tradicionales palmas que dan vistosidad a esta procesión. Este mismo día, ya por la noche, hacía su estación de penitencia Jesús Orando en el Huerto.

La procesión de Jesús Cautivo y Rescatado y María Santísima de la Amargura salía el Lunes Santo puntual de la parroquia de La Candelaria. Una hora tardaron los costaleros en sacar los dos pasos a la calle, acompañados por un buen número de nazarenos, perfectamente organizados, y el olor a incienso inundando las calles, abarrotadas de público para contemplar con solemnidad esta procesión.

NUEVA IMAGEN DEL AMARRAO

También pudo realizar con normalidad su estación de penitencia el Martes Santo la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna y María Santísima de las Angustias y Santa Ángela de la Cruz. Lo hacía puntual desde la Iglesia del Rosario. Después, ambas imágenes realizaron durante tres horas su recorrido tradicional en una procesión solemne y organizada.

Nueva talla del Amarrao
Nueva talla del Amarrao / A. Magro

Esta cofradía ha estrenado este año una nueva imagen titular del 'Amarrao'. La hermandad encomendó la elaboración de esta nueva talla al imaginero sevillano Juan Antonio Blanco Ramos. Su estreno era muy esperado por el público, que abarrotó los alrededores de la Iglesia del Rosario para contemplar su salida junto María Santísima de las Angustias y los acompañaron durante todo el recorrido.

Fue a partir del Miércoles Santo cuando la lluvia comenzó a caer en Zafra impidiendo la salida de la Hermandad del Cristo de la Humildad y Paciencia y María Santísima de la Salud, al igual que ocurriría el Jueves Santo con el Cristo del Nazareno y la Virgen de la Esperanza, que tampoco salieron a hacer su recorrido.

Sí que iniciaría su estación de penitencia en la madrugada del Viernes Santo Nuestro Padre Jesús de los Desamparados y María Santísima del Mayor Dolor (El Silencio), aunque de nuevo, la persistente lluvia hizo que regresara a la Iglesia del Rosario nada más salir de ella. Dentro del templo se realizó un Vía Crucis.

También tuvo que realizar un acto dentro de la parroquia la Cofradía del Santo Entierro de Cristo Yacente y María Santísima de los Dolores el Viernes Santo por la tarde. Se quedaba en el templo una de las procesiones más esperada por el público, pero el Santo Entierro no perdió la solemnidad y seriedad que le caracteriza y, aunque no pudieron salir a la calle, dentro de la parroquia de La Candelaria, se celebró una oración y los costaleros mecieron entregados el paso del Cristo yacente.

Sí que pudo salir esa noche, aunque con un recorrido más corto del previsto en un principio, y este año con costaleros, Nuestra Señora de los Dolores (La Soledad).

Durante toda esa semana, desde la Oficina Municipal de Turismo han organizado rutas y visitas guiadas para recorrer previamente los lugares por los que iban a transcurrir las procesiones.