Borrar
CArtel anunciador de la exposición HOY
El Museo de Santa Clara contará con la exposición 'La botica en la expedición de Magallanes y El Cano'
Exposición temporal

El Museo de Santa Clara contará con la exposición 'La botica en la expedición de Magallanes y El Cano'

Con piezas escogidas trasmite al visitante cómo era la navegación de la época y qué medicamentos, útiles y especias se utilizaban

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Martes, 18 de junio 2024, 18:40

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Museo de Santa Clara inaugurará el próximo sábado 22 de junio una nueva exposición temporal: 'La botica en la expedición de Magallanes y El Cano'. La conferencia inaugural comenzará a las 12 horas en la Iglesia Conventual de Santa Clara y correrá a cargo de Cecilio J. Venegas Fito, decano del Colegio de Farmacéuticos de Badajoz; Antonio Ramos Carrillo, del Museo de Historia de la Farmacia de la Universidad de Sevilla; y Javier García Veiga, farmacéutico y navegante.

La primera vuelta al mundo

En 1519 y al servicio de Carlos I, el portugués Hernando de Magallanes, o Fernão de Magalhães, partía del puerto de Sevilla capitaneando una expedición que buscaba abrir una ruta comercial que alcanzase las Indias Orientales atravesando los océanos Atlántico y el Pacífico. En su camino descubrió un canal natural navegable, al que se dio su nombre, y realizó la primera circunnavegación europea de la Tierra.

Tras su muerte en Filipinas en 1521, se hace cargo de la expedición Juan Sebastián Elcano, que regresó a España al año siguiente al decidir navegar hacia el oeste atravesando el océano Indico y circunvalando el continente africano.

La expedición fue muy costosa en vidas. El hambre, las enfermedades, los temporales, las insurrecciones y ciertos enfrentamientos con nativos hicieron que de los 239 hombres que salieron, sólo 18 recalaran el 6 de septiembre de 1522, a bordo de la nao Victoria, en Sanlúcar de Barrameda, la única de las seis que culminó la hazaña.

Un libro y una exposición

Con motivo del quinto centenario de la primera vuelta al mundo, se montó esta exposiciónv que ahora se podrá ver en Zafra y que se sustenta en el libro 'La botica en la expedición de Magallanes y Elcano', de los doctores en Farmacia por la Universidad de Sevilla, Cecilio J. Venegas y Antonio Ramos. En dicha publicación se reproduce facsimilarmente el documento custodiado en el Archivo General de Indias con la relación de las medicinas embarcadas, junto con su transcripción y estudio.

En la exposición recrean los remedios que portaban en la expedición, como el ungüento confortativo, la atutía o los polvos de diamargaritón, así como el utillaje propio farmacéutico en forma de balanzas, caja de preparación de medicamentos, morteros, albarelos… Acoge, también, entre otros materiales, mapas facsímiles, una reproducción de la nao 'Victoria', astrolabio, vasijas… Y especias que trajeron, no olvidemos que fue una expedición comercial, como la nuez moscada, el azafrán, la pimienta negra, el sándalo, el jengibre o la canela.

Un boticario

Tanto el libro como la exposición versan sobre el farmacéutico sevillano Juan Bernal. Quien, aunque tenía su botica en el barrio sevillano de San Andrés, embarcó en las cinco naves con las que arrancó la expedición llevando hasta sesenta tipos de medicamentos por los que le pagaron 13 000 maravedíes.

Bernal era una persona destacada en los ambientes científicos y económicos de la Sevilla del XVI, lo que conectaba su trabajo directamente con el Nuevo Mundo. A pesar de sus avanzados conocimientos, los medicamentos que fueron embarcados en las naves poco pudieron hacer para salvar la vida a la mayoría de los hombres que se enrolaron en la expedición de Magallanes. Fueron cayendo uno a uno por enfermedades como el escorbuto y, sobre todo, por la falta de suministros y lo desesperada que llegó a ser la situación en varios momentos de la vuelta al globo.

Y a la vuelta

En el viaje de vuelta, Elcano y sus hombres desembarcaron especias desconocidas para Europa que trajeron del Pacífico y abrirán un acceso fácil a nuevas plantas, nuevos conocimientos y nuevas tierras para todo el continente. Especias que además de servir para aromatizar los alimentos, como la pimienta, el clavo o la canela, encontraron otras tantas con características terapéuticas, antisépticas y conservantes, entre otras, como el azafrán, con propiedades digestivas, antioxidantes, respiratorias y cardiovasculares; la canela, antiagregante y antitrombótico; jengibre, antiinflamatorio, analgésico y con propiedades para proteger el hígado y paliar las náuseas; la nuez moscada, antibacteriano y antiinflamatorio; y la pimienta, que en el pasado se usaba como tratamiento para la gonorrea y la bronquitis crónica.

La exposición 'La botica en la expedición de Magallanes y Elcano' trata, con piezas escogidas, de dar al visitante una idea fehaciente de cómo era la navegación de la época y qué medicamentos, útiles y especias se utilizaban.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios