Borrar
Los participantes preparados para mojar la vara en el pilar D. A.
La Mojá de la Vara congregó a multitud de público en la mágica Noche de San Juan
De la luna al fuego

La Mojá de la Vara congregó a multitud de público en la mágica Noche de San Juan

Se le entregó la Vara de Honor a la joven santeña Samara Castro Silva y el grupo Cachaba Flamenco Band amenizó la jornada

David Apolo García

Lunes, 24 de junio 2024, 18:05

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un año más, el público se reunió alrededor del Pilar del Duque en la plaza Dulce Chacón de Zafra para celebrar la tradicional Mojá de la Vara, en la mágica Noche de San Juan. Una actividad enmarcada en la XXV Festividad 'De la Luna al Fuego' 2024.

Se trata de una tradición cargada de simbolismo que muestra la importante huella dejada por los gitanos en esta ciudad.

Los actos comenzaron sobre las 21.30 horas en la antigua biblioteca (La Lonja) con el taller infantil de decoración de varas y los preparativos de las bolsitas de pétalos y de la quema de los deseos, a través de las peticiones escritas por el público. Seguidamente, se inició el reparto de las varas y los ramilletes de romero al público y el grupo Cachaba Flamenco Band ofreció el primer pase de su espectáculo flamenco.

A continuación, se llevó a cabo el saludo de las autoridades y representantes de las distintas asociaciones gitanas de la ciudad. El alcalde de Zafra, Juan Carlos Fernández, subrayó que un año más se haya celebrado esta tradición, la cual «simboliza un espíritu de unión y de comunidad importante en Zafra». Asimismo, animó a la ciudadanía a disfrutar de la noche de San Juan y de sus tradiciones.

Después le entregó la Vara de Honor a Samara Castro Silva, miembro de la Asociación de Jóvenes Gitanos Extremeños (AJGEX). En su discurso, resaltó que la Mojá de la Vara, después de 25 años de historia, «se ha convertido en un símbolo de prosperidad y convivencia entre los vecinos gitanos y no gitanos de nuestra ciudad». También destacó la colaboración entre las asociaciones gitanas y las instituciones para promocionar esta tradición y agradeció a la ciudadanía por su participación en la misma.

A las 00.00 horas multitud de personas mojaron las varas y distintos objetos en el Pilar del Duque, con el objetivo de buscar la purificación del cuerpo y atraer la suerte, la fortuna o el trabajo, mientras que el cielo se iluminó con el espectáculo de fuegos artificiales. La jornada finalizó con el segundo pase del grupo flamenco.

Además, estuvieron presentes concejales y concejalas de la Corporación Municipal y representantes de las distintas asociaciones gitanas, así como de la Techari Associação Nacional e Internacional Cigana, de Portugal.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios