El en hotel Huerta Honda

Javier Urra ofreció la vigésima novena conferencia del Foro Zafrense centrada en la juventud y sus retos

Javier urra durante la conferencia acompañado por dos miembros del Foro Zafrense /A.M.
Javier urra durante la conferencia acompañado por dos miembros del Foro Zafrense / A.M.

Fueron muchos los que no se perdieron esta conferencia en la que se intentó abordar algunos de los temas que más preocupan de los jóvenes

Ana Magro
ANA MAGRO

El Foro Zafrense celebró su vigésima novena conferencia en el hotel Huerta Honda de la mano de Javier Urra, que consiguió llenar la sala.

Urra cuenta con una amplia experiencia profesional con los jóvenes, con los que trabaja a diario y de quien dice que son «duros y frágiles como el cristal». Es psicólogo, escritor, comunicador y ex Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid. También es Doctor en Psicología y en Enfermería, Fisioterapia y Podología, así como profesor universitario. A su vida profesional hay que sumar una gran labor de divulgación, con presencia constante en numerosos medios de comunicación y como conferenciante habitual. Ha publicado varios libros y pertenece a numerosas asociaciones y fundaciones.

Algunos de los temas que trató en la conferencia, todos ellos relacionados con la juventud, fueron la educación, la violencia de género, el acoso escolar, ludopatías, la sobreprotección o la necesidad de realizar políticas para los jóvenes, entre otros aspectos que le preocupan. Le escuchamos.

Javier Urra y juan Carlos Fernández, presidente del Foro Zafrense. momentos antes de la conferencia
Javier Urra y juan Carlos Fernández, presidente del Foro Zafrense. momentos antes de la conferencia / A.M.

Juan Carlos Fernández, presidente de esta asociación, quiso destacar momentos antes del encuentro la importancia del tema que se trataba en esta ocasión, 'la juventud y sus retos', cuestiones que, dijo, «por su relevancia e interés hay que analizar», así como se refirió a la idoneidad del conferenciante elegido, por su cualificación profesional y porque ser un gran comunicador.