Eusebia con sus 100 años luce espléndida / Cedida

Aniversario

Eusebia Venegas Otero ya atesora 100 años de historia y lo ha celebrado de una forma muy especial

Aunque con las restricciones que han de tomarse por su edad, ha podido sentir cerca a su numerosa familia y a sus vecinos que le han rendido su particular homenaje

Ana Magro
ANA MAGRO

Eusebia Venegas Otero cumplió este lunes 11 de enero sus 100 años, aunque por su buen estado de salud, su aspecto, su ánimo y sus ganas de vivir, parece que por ella no haya pasado un siglo.

Su familia es de sobra conocida en Zafra. Es viuda de Eduardo Acosta, tiene 9 hijos, 17 nietos y disfruta también de sus bisnietos. Vive en la misma casa que la vio nacer, en la Plaza Chica. Nunca se movió de ella, allí se dedicó a cuidar de su numerosa familia, y recuerda uno de sus hijos, el periodista Juan Carlos Acosta, que durante un tiempo regentó una pequeña tienda de ultramarinos.

Precisamente es su hijo quien nos cuenta que su estado de salud es envidiable, solo le falla el oído, una secuela del tratamiento de un cáncer de garganta que superó satisfactoriamente, un hecho que cada semana, antes de la irrupción de la pandemia de coronavirus, todos los viernes celebraba la familia unida con un aperitivo que se convirtió en tradición.

Eusebia sigue con sus costumbres diarias, siempre fue una mujer muy activa, dicharachera, cultivada e inquieta, aún lo es a sus 100 años. Sus hijos y nietos siempre están pendientes de ella, y no puede estar mejor atendida, con las atenciones de sus cuidadores. Y es que la pandemia ha cambiado el sistema establecido por sus hijos para estar con ella uno cada noche de la semana, «por la situación en la que nos encontramos hemos tenido que dejar de hacerlo, no podemos poner en riesgo su salud con tantos cambios y ahora cada uno de nosotros está con ella un fin de semana», explica Juan Carlos, orgulloso al hablar de su madre.

UN CUMPLEAÑOS EMOCIONANTE

También la pandemia ha condicionado la celebración de tan especial evento con toda la familia reunida, como ocurrió cuando cumplió sus 90 años. No hubo besos, ni abrazos, ni fiesta…, pero no impidió que este cumpleaños haya sido emocionante, porque, aunque con las restricciones pertinentes (mascarillas, distancias y por turnos), Eusebia ha tenido cerca a su familia, que le tenían preparado un día muy especial con tarta, regalos y hasta un photocall para inmortalizar el evento.

A su familia se unieron sus vecinos, que la esperaban el lunes por la mañana en la Plaza Chica, al aire libre, para felicitarla aunque fuera de lejos y darle sus regalos. En ese mismo lugar recibía la visita del alcalde, José Carlos Contreras, que la sorprendió con un ramo de flores.

Ella estaba emocionada y muy agradecida por tantas muestras de cariño. Un homenaje muy merecido por esos 100 años que seguro atesoran tantas historias. A este homenaje se une ese periódico. Muchas felicidades Eusebia.