Sandra Lavado en su nueva tienda muestra sus creaciones / A.M.

Los Bebés Reborn hacen realidad los sueños de grandes y pequeños

Lo que para Sandra Lavado era un mundo desconocido se ha convertido en su pasión y en su modo de vida

Ana Magro
ANA MAGRO

Hace dos años que Sandra Lavado abrió en Zafra una tienda de bebés Reborn, a la que llamó muy acertadamente 'Los sueños Reborn'. Y es que, según nos cuenta, estos bebés son muy deseados por los más pequeños, pero también por muchos mayores que buscan en ellos una manera de disfrutarlos, ya sea a modo de colección o, por su realismo, como terapia o ayuda en determinados momentos de su vida.

Lo que era un mundo desconocido para ella, se convirtió hace unos años, por el deseo de su hija de tener un bebé Reborn, en su modo de vida. «Para mí era un mundo desconocido, al pedir mi hija uno de estos bebés, comencé a investigar sus características, materiales, posibilidades…, investigué hasta su historia, que se remonta a la Segunda Guerra Mundial, y realmente me cautivó, cada vez necesitaba saber más cosas», explica Sandra, que confiesa que a medida que descubría más aspectos y aprendía, este arte le gustaba más.

A.M.

Entonces fue cuando comenzó a formarse, al principio de una forma básica y después más especializada, hasta convertirse en una auténtica artista en la creación de estos muñecos hiperrealistas, aunque nunca deja de formarse y reciclarse.

«Yo lo que hago es renacerlos, darles realismo para que parezca un auténtico bebé. Me llega el molde de la escultora, que puede ser de vinilo o silicona. Dependiendo de los rasgos del muñeco le aplico la pintura adecuada, le injerto o pinto el pelo, le coloco los ojos, las pestañas, los visto con todos sus complementos…, me meto en el papel del niño», continúa.

El tiempo que tarda en hacer estos trabajos depende del tipo de Reborn, pero puede oscilar entre 3 semanas y 2 meses. También varía el precio de cada uno, «de media puede costar unos 300 euros, luego los hay más caros o más baratos, depende de sus características». Cuando una persona compra uno de estos bebés se le hace entrega de su certificado de nacimiento y de autenticidad Reborn, «todos mis trabajos son originales», insiste Sandra, que también entrega las recomendaciones para cuidar de un bebé tan especial.

Los Reborn son uno de los regalos más solicitados por los pequeños en las Comuniones y los Reyes, la época en la que se hacen más ventas. También está presente Sandra en las distintas ferias, tanto locales, como la de Zafra y el Mercado de Navidad, como en otras regionales y nacionales. Pero la mayor parte de las ventas las hace por internet, a través de la web (lossueñosreborn.com) y sus redes sociales, donde están expuestas todas sus creaciones.

Ahora Sandra se muestra encantada con su nueva tienda en la avenida Duques de Feria, donde se ha mudado este mismo mes de diciembre y en la que además realiza manicura, pedicura, liftings de pestañas o maderoterapia entre otros servicios.