Seguridad en la FIG

Un dron vigiló por primera vez el tráfico y la seguridad de la FIG controlado por dos pilotos de Unidad de Medios Aéreos de la Dirección General de Tráfico

Los dos pilotos encargados de dirigir el drone /A.M.
Los dos pilotos encargados de dirigir el drone / A.M.

Tráfico incluye a la feria de Zafra dentro de los que consideran Servicios Especiales dada la afluencia de personas y vehículos que se registra

Ana Magro
ANA MAGRO

Una de las novedades que se presentaron en la Junta Local de Seguridad celebrada con motivo de la Feria Internacional Ganadera fue la utilización de drones para la vigilancia de los accesos y el tráfico del entorno de la feria, incluida en los servicios especiales de la Unidad de Medios Aéreos de la Dirección General de Tráfico, con sede en Sevilla.

El sábado y el domingo de feria dos pilotos de esta unidad, Carlos Ruiz y Antonio Zabau, han sido los encargados de dirigir uno de estos dos drones, cuya misión es la de regular el tráfico y servir de apoyo con las imágenes captadas al dispositivo de accesos a los aparcamientos y el control de carreteras.

Estas imágenes y vídeos, que graba directamente el dron, son transmitidos al Centro de Control de Tráfico de Sevilla, y también son proporcionadas a todos los organismos implicados en este dispositivo, como Guardia Civil, Diputación de Badajoz o Ayuntamiento.

Éste es el dron que se ha encargado de las misiones de vigilancia y control
Éste es el dron que se ha encargado de las misiones de vigilancia y control / A.M.

Antonio Zebau ha explicado que con las imágenes obtenidas se realiza un cómputo de vehículos que hay en los parking y los que acceden por las distintas carreteras y autobuses, calculando así el número aproximado de personas que han asistido al evento.

Por su parte, Carlos Ruiz, ha explicado que el dron dispone de una serie de baterías con una duración de unos 30 minutos que no llegan a agotar. No asciende a más de 120 metros ni se separa de la vista de los pilotos más de 500 metros, de tal forma que establecen el centro de control en un punto medio con una horquilla de distancia de unos 430 metros hasta la entrada de la feria y unos 500 hacia Los Santos de Maimona, hasta los aparcamientos de entrada desde la EX – 101.

El servicio prestado en la FIG es el cuarto que presta este dron, que anteriormente ha cubierto la romería de El Rocío, la operación Paso del Estrecho y la apertura del gran centro comercial Lagoh de Sevilla. Su próximo destino programado es la romería de Valme, en Sevilla.