Colaboración

Cinco motivos para contratar a un Entrenador Personal:

Cinco motivos para contratar a un Entrenador Personal:
HOY

«Un Personal Trainer profesional te enseñará cómo hacer ejercicio de manera segura y efectiva, te mostrará rutinas que se adapten a tus objetivos de acondicionamiento físico y te animará a lo largo del camin0»

VICENTE ORTIZ

Contratar a un Entrenador Personal puede parecer un lujo accesible sólo a celebridades o personas con poder adquisitivo alto, pero nada más lejos de la realidad. Un Personal Trainer profesional te enseñará cómo hacer ejercicio de manera segura y efectiva, te mostrará rutinas que se adapten a tus objetivos de acondicionamiento físico y te animará a lo largo del camino. Todo ello permitirá un uso más eficiente del tiempo. ¡Recordemos que la falta de tiempo es la primera «excusa» de los españoles que no practicas ninguna actividad físico-deportiva!

El precio por sus servicios puede variar dependiendo de la zona de España donde nos encontremos, Siendo estos más elevados en el norte y zona costera del país. Dejando a un lado a los «influencers» del Entrenamiento Personal las tarifa por sesión pueden rondar entre los 15€ y los 50€. Si tenemos en cuenta que salir una noche de cena o fiesta te puede salir por el triple….…puedo afirmar sin temor a equivocarme que invertir en tu salud no es nada caro.

Y si aún no estás convencido, te lo argumento de la siguiente forma:

1. Trabajar con un Entrenador Personal fortalecerá tu confianza:

Muchos se sienten incómodos en el gimnasio. ¿Cómo funciona ésta máquina? ¿Estoy ejecutando correctamente éste ejercicio? ¿Estoy seleccionando el peso adecuado? Parece que todo el mundo me esté mirando.... Tener un entrenador en el gimnasio es como asistir a una fiesta de extraños con tu mejor amigo, ¡no te faltará su apoyo!

2. Trabajar con un Entrenador Personal te ayudará a poner en marcha tu trasero:

Vivimos en la Era de las plataformas de contenido multimedia (Netflix, HBO, etc) que seducen a la persona a pasar horas y horas en el sofá. Al contratar un servicio de Personal trainer tu sentido de la responsabilidad no te permitirá saltarse el entrenamiento por dos motivos; El primero es que hay una persona, en éste caso el entrenador, que te está esperando y el segundo es porque perderías la inversión que ya has hecho. De éste modo te verás obligado a darle a tu salud la prioridad que merece.

3. Acceso a asesoramiento experto las 24 horas del día, los 7 días de la semana:

Conseguir la forma física que deseas puede no ser fácil, sin embargo contar con un experto que te muestre el camino te puede facilitar la consecución de tus objetivos. Un entrenador profesional con competencias nutricionales te ayudará a examinar si hay un desorden alimenticio, tu relación con la comida y a elaborar la lista de la compra; en definitiva te enseñará a adoptar hábitos de vida saludables que te acerquen de la forma más rápida y segura a esos objetivos. Le podrás pedir consejos cuando estés fuera del gym.

4. Mejorará tu estado físico general y te recuperarás de tus lesiones:

¿Sabías que las personas que usan entrenadores tienen mayores mejoras de su masa corporal magra y reducción de tejido graso que aquellos que realizan un entrenamiento auto-dirigido?

Un Personal Training no solo conseguirá que pierdas peso graso o que ganes masa muscular, si no que a través de un programa personalizado de Recuperación física o deportiva aliviará o terminará con ese dolor de espalda (lumbalgias), articulares o musculares que tanto tiempo llevas sufriendo; Además de recuperarte de lesiones de cadera, rodilla, hombro, codo, espalda (zona cervical, zona dorsal, zona lumbar), muñeca, mano, tobillo o pie.

5. Trabajar con un entrenador personal previene lesiones en el gimnasio:

Un entrenamiento exitoso siempre comienza de forma adecuada. Pero… ¿Sabes qué núcleos articulares se van a ver involucrados durante la sesión, conoces cómo activar y calentar adecuadamente dichos grupos musculares? ¿En qué planos y ejes vas a trabajar? ¿Qué volumen e intensidad le vas a imprimir al entrenamiento? ¿El ejercicio «cardiovascular» antes o después de las pesas? ¿Qué ejercicios de fuerza vas a realizar y cómo los vas a ordenar?¿Sabes qué es la vuelta a la calma en una sesión?¿Sabes cómo estirar y qué estirar? ¿Y qué hay de tus «rarezas» y limitaciones personales? ¿Los conoces? Un entrenador programará de forma correcta todas estas variables de entrenamiento para que no te lastimes y así evitar las indeseables contracturas musculares y tendinitis.

No importa tu edad o nivel de experiencia, si quieres aprovechar al máximo tu tiempo en el gimnasio…contrata a un entrenador personal, ¡no te lo pienses más!