Los mítico 2CV durante la prueba / Cedida

El Autocross Feria de San Miguel se disputó sin público en El Castellar

Pudo ser seguido en directo de forma on-line a través de internet, sien do ésta la primera prueba de esta disciplina que se podía ver desde casa

Ana Magro
ANA MAGRO

Bajo un sol de justicia, y sin público en el circuito El Castellar por las restricciones impuestas por la pandemia, se celebró este domingo 19 de septiembre la vigésimo sexta edición del Autocross Feria de San Miguel, en el que han participado un total de 30 pilotos en las diferentes categorías de la prueba.

El presidente del Motor Club Ciudad de Zafra, José Francisco Ossorio, quiso insistir en el hecho que no se permitiera el acceso del público al circuito, con el único objetivo de evitar aglomeraciones en estos tiempos de pandemia. Pero la prueba pudo seguirse en directo por internet, convirtiéndose en la primera prueba de esta disciplina que se podía ver desde casa.

Marcos Cerezo, presidente de la Federación Extremeña de Automovilismo, recordó que esta prueba es puntuable para campeonatos, copas y trofeos de Extremadura de AutoCross 2021, para el regional de Escuderías y para el Campeonato Nacional 2CV-Cross de Portugal.

José Francisco Ossorio y Marcos Cerezo, junto al alcalde y las dos concejalas / Cedida

El alcalde de Zafra, José Carlos Contreras, que asistió al campeonato acompañado de las concejalas Nieves Peña y Toni Toro, agradeció al Motor Club Ciudad de Zafra y a la Federación Extremeña de Automovilismo el esfuerzo por la organización de este evento, y ha reiterado el apoyo del ayuntamiento al mismo.

Clasificación

El programa de la prueba, organizada por el Motorclub Ciudad de Zafra, se inició con los entrenamientos a las 10.30 horas. Las semifinales comenzaron a las 12.00 horas y a las 14 horas comenzaron las finales.

En la División I el único participante fue Antonio Sánchez, que con su BMW 325 IX tuvo que marcar los resultados junto a los inscritos en la División II, mostrando la potencia del vehículo y su pericia para conducirlo en un recorrido de 1050 metros repletos de curvas, que la organización se afanó en humedecer para evitar el polvo que dificultara la visión a los pilotos.

En la División II el ganador fue Pedro A. Morcillo, de la Escudería Plasencia que dominó la categoría desde la salida. Le acompañaron en el podio los integrantes del Motorclub Ciudad de Zafra: Francisco J. Ortiz y José Mª Padilla, segundo y tercero respectivamente.

Los siempre llamativos 2CV tuvieron como vencedor a Domingo J. Violante, que realizó una gran salida marcando distancia con el resto de competidores. Más complicado lo tuvo el segundo clasificado, Miguel Costa que sintió como Pedro A. Monteiro