CSIF dona 2.000 euros a la Fundación Oncológica Infantil Extremeña 'Ícaro'

CSIF dona 2.000 euros a la Fundación Oncológica Infantil Extremeña 'Ícaro'
cedida

Por su labor con los menores y sus familias

Redacción HOY Zafra
REDACCIÓN HOY ZAFRA

El sector de Educación de CSIF Extremadura, ha hecho entrega de un cheque solidario de 2.000 euros a la Fundación Oncológica Infantil Extremeña ' Ícaro', como contribución al trabajo que realizan de velar exclusivamente por la integridad de los niños que tienen cáncer y de sus familias.

Un acto que coincide con el Día Internacional del Cáncer Infantil que se celebra este viernes con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre esta enfermedad y para tratar de que todos los niños del mundo tengan acceso a un diagnóstico y tratamiento adecuados. Según el informe del «Observatorio de cáncer» cada año se diagnostican en España alrededor de 1000 cánceres nuevos en pacientes menores de 14 años.

Estos fondos se han recaudado gracias a las inscripciones realizadas en un curso de carácter solidario, organizado por CSIF, con el título de «Mejorando la Práctica Docente con Herramientas Gnulinex» y en el que han participado un total de 232 alumnos. Con este, son cuatro años ya en los que se han organizado estos cursos, así en 2015 se entregó un cheque a la Asociación Down de Extremadura, en 2016 al Banco de Alimentos y el año pasado a la Fundación Alma contra la violencia de Género, explica CSIF en nota de prensa.

La entrega del cheque se ha realizado en el transcurso de un acto que se ha celebrado en Zafra, ciudad en la que tiene su sede Ícaro, en el que han participado por parte de CSIF, el secretario de organización de Educación y la responsable de Formación, José María Hormigo e Isabel María Vacas, respectivamente, y por parte de la fundación su gerente, Antonio Ortiz Barrera. Durante la entrega de estos fondos se ha puesto en valor y se ha agradecido a los participantes en el curso su solidaridad.

CSIF quiere destacar la labor de esta fundación cuyo objetivo es conseguir una mejora de la calidad de vida de los menores y adolescentes extremeños (0-18 años) enfermos de cáncer para contribuir al mejor estado emocional, psicológico y social de estos chicos y de sus familias a lo largo de todo el proceso de la enfermedad.