Momento cúlmen de la jornada, la mojá de varas / A.M.

de la luna al fuego 2022

Centenares de personas de todas las edades se dieron cita en la Mojá de Varas, cargada de magia y simbolismo

Multitud de actividades giraron en torno a esta tradición gitana en la Plaza del Duque y la Plaza de Pilar Chacón

Ana Magro
ANA MAGRO

El entorno de la Plaza del Duque congregó en la tarde-noche del jueves 23 de junio a centenares de personas de Zafra y de localidades cercanas, de todas las edades, para participar y disfrutar de la tradicional 'Mojá de Varas' en la Plaza Dulce Chacón y el Pilar del Duque, una de las actividades destacadas de la fiesta de Interés Turístico Regional De la Luna al Fuego.

Se trata de una tradición cargada de simbolismo que muestra la importante huella dejada por los gitanos en esta ciudad y que no pudo desarrollarse en las dos ediciones anteriores debido a la pandemia. Este año se han notado las ganas de recuperarla y participar en ella, y se ha hecho por todo lo grande y con lleno absoluto.

Las actividades, organizadas por la Concejalía de Bienestar Social e Igualdad del Ayuntamiento de Zafra, comenzaron a las 20.30 horas con el taller de decoración de varas y la preparación de las flores y pétalos para el ritual del agua por parte de ARFAZ.

Mural de Annie Álvarez

La ilustradora Annie Álvarez fue la encargada de hacer el mural en vivo durante esta celebración. El mural, tal y como explicó la artista, refleja la fusión de culturas: dos mujeres de orígenes diferentes, una de ellas gitana y otra con un punto de fantasía, conectadas con la simbología tan rica que tiene la festividad De la Luna al Fuego, que estaba representada en la luna y el sol. «La magia de la noche de San Juan está representada en la vara que sostienen las dos mujeres, así he querido reflejar los puntos de unión que tenemos y nos unen, la multiculturalidad, el encuentro, el compartir», explica Annie Álvarez.

Otro de los elementos que refleja el mural es el agua, el ajedrez y en definitiva recoge todo aquello característico en De la Luna al Fuego, de ahí que se trate de un trabajo lleno de detalles.

Mientras que la artista pintaba el mural, en el escenario sonaba la música de Gitanas Somos, que acompañó toda la noche y se repartían 2.000 varas y otras 200 con un tamaño menor para los niños.

Intervenciones

Sobre las 23.30 horas daba comienzo el acto oficial. La pregonera de 2019, Salomé Pavón, fue la encargada de presentar a la pregonera de este año: Nuria Clavería, promotora educativa de FAPUGEX (Federación de Asociaciones del Pueblo Gitano Extremeño) y componente del grupo musical que actuó esa noche. Durante su pregón agradeció a sus mayores todo el sacrificio y esfuerzo que han realizado para que esta y otras tradiciones no se pierdan. También tuvo palabras para los jóvenes, «son el futuro y son los que tienen que continuar con el camino del progreso y el legado, transmitiendo las tradiciones y los valores a sus hijos», señaló.

El alcalde, José Carlos Contreras, agradeció la participación de las asociaciones gitanas y destacó la gran acogida de público en esta tradición, «después de tres años tan duros».

A las 00.00 horas todos los presentes mojaron las varas y distintos objetos en el Pilar del Duque buscando la suerte y la fortuna, mientras que en el cielo comenzaba un gran espectáculo de fuegos artificiales.

La música continuó en el escenario de la mano del grupo Gitanas Somos.

Otras actividades del jueves

El jueves 23 continuaron en el Parador las Jornadas de Historia de Zafra y el Estado de Feria de la mano de Nuria Franco Polo, técnica superior en Arte de la Junta de Extremadura, con una conferencia centrada en 'Azulejos de la arquitectura zafrense entre el siglo XVI y XX'. Es una de las expertas en la azulejería en Extremadura, donde hay colecciones muy interesantes. Una de ellas está en Zafra, en la capilla de las Reliquias de Santa Clara, que se cubrió de azulejos. Franco Polo hablará de ella y de otros ejemplos.

El Parador de Turismo fue este día también el escenario de dos actividades muy especiales. Una de ellas consistió en una demostración de esgrima, a cargo de la Federación Extremeña de Esgrima, en la que el público pudo conocer la historia y evolución de esta disciplina deportiva, y disfrutar de una recreación histórica de los asaltos y luchas y talleres participativos.

Ya por la noche, se desarrolló un observatorio nocturno de astronomía en la terraza de la fachada principal del parador, a cargo de Carta Estelar Tentudía, en la que se pudo observar los planetas y estrellas durante la mágica Noche de San Juan a través de los telescopios.