Los alumnos escribieron sus cartas de su puño y letra con todo su cariño / cedida

Los alumnos del 5º y 6º del colegio Juan XXIII vuelven a emocionar con sus cartas a los mayores de la residencia

A través de esta iniciativa los alumnos no solo han aprendido a escribir una carta, también educación en valores y empatía con los mayores, y ha sido todo un éxito

Ana Magro
ANA MAGRO

Los alumnos de quinto y sexto de Primaria del colegio Juan XXIII han vuelto a repetir la experiencia que ya iniciaron en las mismas fechas, con motivo de la Navidad, sus compañeros se sexto el año pasado: escribir cartas a los usuarios de la Residencia de Mayores José González Barrero, una iniciativa que emocionó a los alumnos y sus profesores, a los residentes y a los profesionales del centro.

La iniciativa está enmarcada en la tarea 'Aprendizaje y Servicio', a través de la cual realizan una actividad en clase que tiene una repercusión en la sociedad. En este caso ha estado encuadrada en el área de Lengua, y los alumnos, coordinados por sus maestros: Silverio Olmedo, Ángel Correa y Carmen Suárez, han aprendido a redactar una carta, sus partes y organización, así como han trabajado la educación en valores, la empatía y a contar sus propias experiencias.

Esta actividad que ya se propuso y se realizó en 2020, con una gran repercusión en la sociedad, y especialmente en el colectivo de las personas mayores que tan mal lo pasó durante la pandemia, fue precisamente ésta y el resultado no pudo ser más tierno y significativo para todas las partes.

En esta edición los alumnos han escrito un total de 53 cartas: 52 de ellas dirigidas de una forma personalizada de un alumno a un residente, y una como agradecimiento al personal de la residencia, que han sido los encargados de entregarles el listado con todos los nombres para que los escolares pudieran escribir sus misivas, de su puño y letra, cada una con su particular estilo, contando sus propias experiencias y a su vez interesándose por las del destinatario y dándole ánimos.

Los tres maestros encargados de este proyecto entregaron el pasado día 22 de diciembre todas las cartas a la directora de la residencia. Y fueron recibidas con una alegría inmensa, pues algunos de ellos era la segunda vez que recibían una carta dirigida especialmente para él o para ella.

Momento de la entrega de cartas a la residencia por parte de los maestros / cedida

Silverio Olmedo asegura que los alumnos se han mostrado contentos y emocionados durante todo el proceso, «felices por poder llevar a cabo esta tarea, hecha desde el corazón» que tanto bien hacen a los abuelos y abuelas de la residencia.