Francisco Hernández Benegas recogió el premio a la mejor ganadería / A.M.

Aeceriber hizo entrega de sus premios de su XXXVI Concurso Nacional Ibérico

El Premio Especial a la Mejor Ganadería ha sido para Francisco Hernández Benegas, de Monesterio

Ana Magro
ANA MAGRO

El cerdo ibérico es uno de los grandes protagonistas de la Feria Internacional Ganadera desde sus orígenes. La Asociación Española de Criadores del Cerdo Ibérico (Aeceriber), como es tradicional, vuelve a estar presente en el evento de 2022 con 171 cabezas de ganado de un total de 11 ganaderías.

Este viernes 30 de septiembre la asociación entregaba los premios del su XXXVI Concurso Nacional Ibérico, celebrado un día antes, el jueves 29 de septiembre. El acto, que fue conducido por la secretaria técnica de Aeceriber, Elena Diéguez, comenzó con un reconocimiento a la labor y el esfuerzo que hacen los ganaderos del cerdo ibérico.

Los premiados

Los primeros premios que se entregaron fueron los que hacen referencia a la selección genética del ganado. En este apartado, en el índice de 'Materno', que se utiliza para seleccionar animales por la aptitud materna y capacidad lechera de la madre, el primer premio fue para la explotación Ibéricos Vallerhermoso S.L., de la finca Daimiel, (Daimiel, Ciudad Real). El segundo premio en este índice fue para Agropecuaria del Centro SAU (Agrocesa), de la finca Hermanos Sanz Berzal (Lagunilla, Sevilla); y el tercero lo consiguió Eduardo Ramos Fernández de Soria, de la finca La Risca (Badajoz).

En el índice 'Lechón, utilizado para seleccionar animales por la aptitud en el crecimiento en edades tempranas, el primer premio fue para Francisco Hernández Benegas, de la finca El Chaparral (Monesterio, Badajoz). El segundo premio en este índice fue para Pico Manbru S.C., de la finca del mismo nombre (Cespedosa de Tormes. Salamanca). El tercer premio fue para Las Rozuelas del Valle S.L., en la finca también denominada Las Rozuelas del Valle (Torrecampo. Córdoba).

El jurado decidió otorgar el Premio Especial a la Mejor Ganadería a Francisco Hernández Benegas, de Monesterio.

En el concurso morfológico, en el lote de verracos el primer premio ha sido para la ganadería de Tomás García González, el segundo premio para la de Francisco Hernández Benegas y el tercero para Jaime Hidalgo Ruíz.

En el lote de cerdas, la ganadería de Hilario Pimienta Gil ha obtenido el primer premio, la de Tomás García González el segundo y el tercero la de Francisco Hernández Benegas.

Del lote de primales el primer premio es para Juan José Serrano Romero, el segundo para Juan Álvarez Quintana y el tercero ha sido compartido entre Carlos Javier Rebollo Blanco y Juliana Ranchal Castro.

Del lote de primalas el primer premio fue para Juan José Serrano Romero, el segundo Joaquín Terrescusa González y el tercer premio para Hilario Pimienta Gil.

Por su parte en el lote de marranos Hilario Pimienta Gil también se ha hecho con el primer premio, la ganadería de Jaime Hidalgo Ruíz con el segundo y el tercero ha sido para Eduardo Ramos Fernández de Soria.

En el último lote, el de las marranas, el primer premio fue para Hilario Pimienta Gil, el segundo para Francisco Hernández Benegas y el tercero exacuo para la ganadería de La Fuente del Perro C.B. y Eduardo Ramos Fernández de Soria.

El premio al Mejor Ejemplar Adulto calificado en el concurso otorgado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación pertenece a la ganadería de Tomás García González.

También se ha concedido un premio en memoria de José Tomás Soto Martínez, secretario general de la asociación y criador de cerdo ibérico. El galardón fue para la ganadería de Juan José Serrano Romero, por los mejores lotes de primales y primalas.

El premio que otorga Ibercaja a la mejor ganadería y a los mejores animales calificados fue para la de Francisco Hernández Benegas.

Finalmente Aeceriber ha entregado sus premios extraordinarios. Ha concedido el premio a la Profesionalidad a Manuel Núñez Méndez, de la finca La Terrezuela, propiedad de Paulino Conejo Navarrete (Badajoz).

El Premio a la Colaboración en el Libro Genealógico y la Selección Genética ha sido concedido a Juan Antonio Álvarez, de la ganadería Juan Álvarez Quintana, de la finca San José del Valle (Tarifa, Cádiz).

Foto de familia con todas las ganaderías participantes / A.M.

Homenaje

La presidenta de Aeceriber, Lucía Maesso Corral, aprovechó su intervención para rendir un homenaje a José Mª Pariente Cornejo, recientemente jubilado tras dedicar años de trabajo al cerdo ibérico y como miembro de la asociación durante los últimos 18 años. Maesso ha puesto en valor, entre otros aspectos, su defensa de la raza porcina ibérica y sectorial en todos sus ámbitos.

La consejera de Agricultura de la Junta de Extremadura, Begoña García Bernal, insistió en la necesidad de la profesionalización y la unión en el sector, «éste es uno de los retos y oportunidades del sector porcino ibérico», dijo la consejera, que puso como ejemplo en este sentido la iniciativa de Cibex, las siete empresas extremeñas que se han unido para la construcción y puesta en marcha del macromatadero instalado en Zafra y que en el mes de noviembre comenzará su andadura.

Aeceriber ha contado con la colaboración de la Entidad Ferial, la Junta de Extremadura, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a los ganaderos, miembros del jurado y a un a gran cantidad de entidades que colaboran con la asociación para patrocinar el concurso.