El placer de viajar en tren

  • Los empresarios extremeños tenemos muchas más dificultades que nuestros compañeros establecidos en otras zonas geográficas, pero tenemos las mismas responsabilidades en el abono de nuestros impuestos, en el mantenimiento de nuestras plantillas y además intentar ser competitivos y que nuestras cuentas de resultados sean rentables en nuestros negocios y familias, por lo que en general asumimos muchos riesgos y responsabilidades

Estos días he tenido el ‘placer’ de disfrutar de un fabuloso viaje en tren por tierras extremeñas. Habitualmente viajo en automóvil, por desgracia y carencias de nuestro ferrocarril, o me desplazo a Sevilla a coger el AVE para viajar por cuestiones profesionales a Madrid. Como quinta generación de familiares ferroviarios extremeños, he disfrutado de cientos de miles de kilómetros en tren por todo el territorio nacional.

He vivido en el tren, he nacido entre raíles, he recorrido mi vida entre estaciones, compartimentos, largos y sinuosos pasillos en continuo traqueteo, he jugado en pijama con mis hermanos por el antiguo Expreso que tardaba 9 nocturnas horas en recorrer la distancia entre Madrid y Mérida, he crecido tras las húmedas ventanas de un tren que ya forman parte de mi vida, mi infancia son recuerdos enmarcados en un tren... He recorrido Extremadura por todos sus rincones, incluso he ‘conducido’ grandes locomotoras ALCO (diésel) verde y amarillas en mi niñez, transportando mercancías en la línea Zafra-Jerez de los Caballeros de la mano, hoy temblorosa, de mi padre , jefe de circulación, entonces firme y segura, que me apretaba con fuerza para llevar una poderosa locomotora cargada de acero a escasos 50 kilómetros por hora por unas vías que nos hacían descarrilar por su mal estado continuamente... no muy diferente, 30 años después a como se encuentran hoy en día.

He de reconocer que me han venido todos estos recuerdos al recorrer, en el ‘nuevo’ Talgo, recién estrenado estos días, la distancia entre Mérida y Madrid.

He podido comprobar que la velocidad ‘vertiginosa’ a la que he venido me ha permitido ver una postal romántica del siglo XX, riachuelos desbordados, campos encharcados, las aves disfrutando de su espectacular territorio, las lluvias han desbordado la belleza de nuestros campos y «no hay mal que por bien no venga» el tren parece más panorámico que un medio de transporte, no sería mala idea ahora que lo pienso, disfrutar de la lentitud, volver de lleno a los primeros trenes de vapor y saborear el tiempo...

Desde aquí solicito a nuestros gobernantes que ofrezcan a nuestros escolares, que hagan la ruta en el ferrocarril actual desde Mérida a Monfragüe. Lo que observarán no se lo enseñarán en sus centros, ni en documentales audiovisuales... lo disfrutarán en un tren extremeño, clase de flora y fauna, quizá también de geografía y de zoología... Ya que tenemos unas infraestructuras del siglo XIX, y una velocidad inferior a los años 80, en muchos tramos de 50 kilómetros hora, casi podrán tocar nuestros campos, coger flores y si se echan a correr en paralelo podrán incluso hacer deporte... ¿Un talgo para andar por railes y traviesas de madera de más de un siglo? Es como andar con el último modelo de zapatos Gucci por una pocilga de cerdos... o como volar en un Boeing 747 a la velocidad de una cometa de papel. Es cierto que en los últimos meses se están acelerando las licitaciones para de una vez los extremeños disfrutemos de nuestro derecho a poder desplazarnos libremente y en «igualdad» de condiciones que el resto de ciudadanos españoles, pero no es menos cierto que estas licitaciones están exclusivamente limitadas a la geografía extremeña.

Nuestros gobernantes, parece que no han reflexionado mas allá y deberían saber lo que queremos y necesitamos para transportar viajeros, para que podamos salir a trabajar, a hacer negocios, a disfrutar y vivir fuera de nuestras fronteras y una cuestión quizá igual o más importante, que nos puedan visitar empresarios, turistas, etcétera. Y ni que decir que nuestras mercancías puedan ser vendidas de forma más rentable y competitiva que en la actualidad, en otros mercados.

Pero no solo vía Cáceres, también vía Ciudad Real, y además mejorar de una vez la red convencional, vía Sevilla y Huelva, y la conexión con nuestra vecina Portugal, y por qué no seguir reclamando la conexión con Salamanca, la cual nos comunicaría de nuevo con todo el norte de España. La vertebración de todo el territorio es indispensable para esta tierra, y que nuestra tierra deje de ser una maravilla, no visitable, para ser una realidad.

Los empresarios extremeños tenemos muchas más dificultades que nuestros compañeros establecidos en otras zonas geográficas, pero tenemos las mismas responsabilidades en el abono de nuestros impuestos, en el mantenimiento de nuestras plantillas y además intentar ser competitivos y que nuestras cuentas de resultados sean rentables en nuestros negocios y familias, por lo que en general asumimos muchos riesgos y responsabilidades.

En décadas nuestros políticos autonómicos y nacionales, ‘sí’ han mejorado las comunicaciones viarias por carretera, la sanidad, las telecomunicaciones..., pero ‘no’ han hecho absolutamente ‘nada’ en materia de infraestructuras ferroviarias extremeñas, ‘todos’ han suspendido reiteradamente. No tengan complejos los políticos en Extremadura, por exigir trenes e infraestructuras de primer nivel, pero tampoco se apoderen de nuestros derechos e ilusiones, el ferrocarril es del pueblo y para el pueblo; y es el desarrollo cultural y económico de nuestra región. No queremos trenes-escuela, no queremos oler a carbón, que es lo único que falta para remontarnos al siglo XIX.

Mi infancia ya pasó hace más de 30 años y es eso, nostalgia. El futuro está aún por escribirse y si nada cambia, los recuerdos de mis hijas no serán muy diferentes a los míos, a bordo de un tren extremeño...

Artículo de opinión remitido por:

JORGE SÁNCHEZ CASTAÑÓN

Miembro de la junta directiva de la Asociación de Empresarios de Zafra. Miembro de la Asociación de Empresas Familiares de Extremadura

HOY

HOYZafra

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

  • Ayuntamiento de Zafra
  • Anunciantes